EKAMAT MICROSOFT DINAMICS NAV ES AHORA DYNAMICS 365

El COVID-19 y la nueva cultura organizativa

Como ya explicamos en la anterior entrada al blog, debemos ser conscientes cómo el coronavirus ha influencia en la forma y formato de trabajar de la mayoría de las empresas.

El coronavirus, el propulsor del teletrabajo

Parece que el teletrabajo, como ya dijimos, ha llegado -de momento- para quedarse. Según el Ministerio de Salud, lo más recomendable es continuar con la jornada de teletrabajo un par de meses más y así, evitar cualquier contacto en reuniones o en los viajes hacia la oficina, intentando disminuir las posibilidades de contagio en desplazamientos en transporte público, por ejemplo. Así que si todavía no dominas Microsoft Teams, OneDrive o SharePoint para subir y compartir archivos, te recomendamos que le des una oportunidad y te hagas a la idea de organizar ciberreuniones durante un tiempo, pero siempre garantizando el acceso a la información . La verdad, es que en Ekamat usamos todas las herramientas que Microsoft ofrece para poder estar conectado desde cualquier lugar y no te costará demasiado habituarte. Puedes echar un vistazo a todas las posibilidades en la demo sobre las soluciones de teletrabajo.

Durante el teletrabajo  tiene que haber descansos para garantizar una jornada productiva

Uno de los problemas más importantes es que muchos no ponen límites a la hora de trabajar. Es decir, como estamos en casa frente al ordenador, nos cuesta más desconectar y parece que todo el mundo está trabajando más de lo normal. Ya que el teletrabajo ha llegado para quedarse, es muy importante que sepamos desconectar cuando toca para no acabar perdiendo el norte de las horas trabajadas. Es importante desconectar para poder retomar las tareas con energía y sin encontrarte sobrecargado a nivel mental.

Retomar la actividad empresarial, adaptándonos al covid-19

Parece que en estos días se está retomando de nuevo la actividad empresarial y comienza a notarse un ligero movimiento en muchas empresas. Por eso, queremos recordar también lo necesario que es ahora mismo el uso de cualquier ERP o solución informática que te permita tener acceso desde cualquier lugar a toda la información a tiempo real. Lo prioritario ahora mismo es evitar cualquier tipo de contagio y gracias a la tecnología, es algo más fácil de lo que parece el evitar contactos y lograr seguir trabajando sea cual sea la situación que tu empresa está viviendo.

La verdad es que parece que todavía nos queda para largo con esta situación así que quien sabe, puede que de aquí a unas semanas tengamos que volver a explicar que consecuencias nos deja este virus en los diferentes sectores y las situaciones de cualquier empresa en tiempos de coronavirus, de las que seguro que aprenderemos.

Las empresas en tiempo de coronavirus

En el blog de hoy nos centramos en hacer un breve resumen de algunas cosas que debemos tener en cuenta en esta época de coronavirus: desde las ventajas de trabajar con videollamadas hasta el aumento de la ciberdelincuencia.

¿Cuáles son las ventajas de que una pyme trabaje con videollamadas?

En primer lugar, en esta situación, es una ventaja el poder vernos y poder así interpretar algunos indicadores visuales que a través de un mensaje escrito puede llegar a interpretrarse de forma equivocada. Además, es una comunicación a tiempo real que ayuda a una mejor comunicación y así, mayor eficiencia en el puesto de trabajo. También hay que tener en cuenta los beneficios que suponen para mantener la relación con los compañeros.

Otra ventaja es el ahorro de costes y tiempo. Es evidente que gracias a las videollamadas, los trabajadores y trabajadoras se ahorran el desplazamiento hacia un cliente o posible cliente y esto comporta un ahorro en viajes y en el tiempo que se destina a estos.

Además, no es necesario tener un ordenador para poder hacerlas. Cualquier iPad, tablet y/o móvil pueden servir si no tienes un ordenador a mano.

Por último, la comunicación por videollamada se puede grabar y así, a posteriori, podemos repasar cualquier concepto que no haya quedado claro.

La ciberdelincuencia aumenta con el COVID-19

En situaciones como esta, siempre aparecen personas que sacan provecho, como es el caso de los ciberdelincuentes. Podemos hablar de tres tipos de fraude a través de las redes sociales: el phising temático sobre el covid-19, las aplicaciones con un software malicioso y ofrecer antivirus gratuitos que les da acceso a nuestros ordenadores.

A grosso modo, los hackers se dedican a replicar campañas informativas con ayudas por el coronavirus o a suplantar a cadenas de alimentación para pedir datos bancarios y así, poder sustraer información o dinero de las personas que facilitan sus datos. El último caso, al conceder el acceso a un antivirus, el ordenador queda bajo el control de estos y así acceden a todos nuestros datos.

Con lo que, con estas amenazas, es de vital importancia contar con un sistemas de seguridad avanzado que pueda detectar los mensajes como spam o las amenazas de ataques informáticos.

En la próxima entrada del blog, hablaremos de otros aspectos a tener en cuenta en las empresas frente al COVID-19 y todos los cambios que está comportando en la sociedad y la organización del trabajo en las empresas.

 

Cómo afrontar el teletrabajo y no morir en el intento

Hoy preferimos dedicar nuestro blog a haceros recomendaciones para los que empezáis con el teletrabajo. Pese a que parece fácil trabajar desde casa, a veces se puede tender a no aprovechar el tiempo al 100%, a despistarse con más facilidad, etc. Por ello, compartimos con vosotros algunos consejos que pueden ayudaros a que el día a día trabajando desde casa sea más fácil.

1. Márcate rutinas diarias

Es muy importante mantener las rutinas que hasta día de hoy habéis llevado. Es decir, continua despertándote antes para darte una ducha, desayunar antes de empezar a trabajar, baja a tu mascota y vístete. La idea es seguir los pasos que seguirías en un día normal.

2. Espacio de oficina exclusiva

Es esencial escoger un lugar de trabajo diferente al dormitorio y a la cocina (donde es mucho más fácil desconcentrarse). Un lugar despejado y habilitado para el trabajo, un sitio exclusivo para dedicar las horas laborables. También es muy importante adaptarlo lo máximo posible para que sea cómodo. Intenta ubicarte en una zona bien iluminada y si puede ser, con luz natural. También es importante la comodidad de las sillas y el resto de periféricos, así que convierte una zona concreta en tu espacio de trabajo en la medida de la posible.

3. Mantén el contacto con tus compañeros

A veces, una tarea conjunta se alarga más de lo normal. Es por este motivo que os recomendamos las llamadas o videollamadas con compañeros para solucionarlo más rápido. Además, también os recomendamos mantener el contacto con el resto de la plantilla por redes sociales, etc. para seguir socializando como en la oficina.

4. Separa el tiempo laboral del personal

Para sacarle el máximo partido a la jornada laboral es importante separar lo laboral de lo personal porque ayudará a conseguir un mejor rendimiento. Para empezar evita tener cerca tú teléfono, solo debes tener el de empresa. Por otro lado, también ayudará que cuando acabes la jornada laboral no te conectes más a los correos electrónicos, etc. Al final podrías colapsarte de tantas horas frente al ordenador.

5. Fíjate plazos y objetivos

Haz listas de tareas y prioriza objetivos. De esta forma, podrás organiza mejor el tiempo y verás cómo progresan las tareas y lo que has conseguido a lo largo del día.

6. Ni pijamas ni batas

Este consejo hay mucha gente que no lo lleva a cabo, pero nosotros debemos recomendarlo. Como ya hemos comentado en el primero punto, es necesario continuar con las rutinas y una de ellas es el vestirse como si fuéramos a salir de casa, evidentemente se puede estar más cómodo pero no demasiado como para poder volver a ir a dormir. 😉

7. Pausas para estirar las piernas

Este consejo es el mismo consejo que se da si trabajas en una oficina. Básicamente es que planees pausas para comer algo o picotear y así levantarte de la silla. No es obligatorio comer algo, es la excusa para estirar las piernas y movernos. El objetivo es descansar la vista de la luz de la pantalla y moverte para estirar los músculos.