EKAMAT MICROSOFT DINAMICS NAV ES AHORA DYNAMICS 365

Texmeeting 2017: Textile Advanced Manufacturing. Construyendo el futuro

La jornada ha girado entorno a la industria 4.0., abordando las ventajas y desventajas que los avances tecnológicos pueden comportar en el mundo textil. Para situarnos, como nos explicaba Xavier Segura (director general de Festo España y Portugal) cuando hablamos de la 4ª revolución industrial no nos referimos únicamente a un cambio digital, erraríamos si no aceptáramos que es un cambio sociológico. Sólo hace falta fijarnos en la facilidad que tienen las nuevas generaciones al interactuar con los dispositivos tecnológicos. Ante este nuevo paradigma en el que la digitalización es una realidad, debemos adaptarnos si queremos prosperar en nuestro negocio.

Pero no nos equivoquemos, la adaptación no es aplicar tecnología por aplicar, como todo cambio la clave está en formar al trabajador, darle herramientas y ayudarlo a conocer las máquinas para así poder usarlas con mayor facilidad. Para entender todo el cambio que se está produciendo se han de tener muy presentes, según Segura, los cuatro factores que provocan esta revolución.

La revolución empieza con estos cuatro cambios

 

Aspecto social: es justo de lo que hablamos anteriormente, la interacción con las máquinas ha ido evolucionando con los años y la tecnología y la forma de relacionarse de las personas con éstas también. La era digital no es una decisión que hayamos tomado nosotros, sino que es un cambio social.

Tecnología: todas las herramientas tecnológicas van evolucionando a la velocidad de la luz. Todo lo que conocemos va mutando rápidamente y evidentemente, esto comporta cambios en la industria textil (de hecho, en cualquier industria y/o negocio). El crecimiento tecnológico ha vivido un crecimiento exponencial; en los últimos 10 años se ha innovado más que en todo un siglo.

Clientes: las prioridades, gustos y demandas de nuestros clientes cada vez requieren mayor personalización, no se conforman con todo lo vivido anteriormente. Avanzamos hacia un mercado de hiperpersonalización en el que el cliente pasa a ser una parte activa, no únicamente un espectador.

Sostenibilidad: y, por último, también relacionado con las nuevas exigencias de los clientes, es la necesidad de crear productos de forma sostenible y que respeten el medio ambiente.

Adelantarte a las necesidades de los clientes te ayudará a despegar hacia el éxito

 

Si nos centramos en los nuevos cambios tecnológicos y, en nuestros clientes, nuestro negocio puede pasar de ser activo a predictivo. No hay que temer a las nueva era digital, gracias al Big Data y su análisis, a la información que podemos recibir (que es mucha más de la que podíamos tener antes) podemos pasar a tener un negocio predictivo. Nos podemos adelantar a las preferencias y necesidades de los clientes, podemos conocerlos y adelantarnos a lo que buscaran, será posible crear tendencias.

Por lo tanto, una estrategia de éxito para la industria 4.0. ha de tener en cuenta (y por este orden) sólo 3 pilares: los procesos tecnológicos, la formación y las personas que trabajan para la empresa.

A parte de reflexionar sobre todos los cambios que se van dando y de lo rápido que avanzan las tecnologías, Texfor tuvo la fantástica idea de acabar la jornada de la mano de Marc Vidal, consultor en transformación y estrategia digital, para quitarnos los miedos a esta nueva revolución.

“El hombre vive las revoluciones como si fuesen crisis”

Frente a esta idea Marc Vidal nos animó a pensar de otra manera, a no enfrentarnos a las máquinas sino a confiar en ellas y transformar digitalmente los negocios para ser más productivos. A partir de los análisis de casos reales, rompió con la idea de que las máquinas acabarán con los trabajadores, ya que hay tareas que una máquina, aunque esté dotada de la mayor inteligencia artificial, nunca podrá llevar a cabo.

Según Vidal, cada inversión tecnológica en una empresa repercute en el aumento de los beneficios y esto comporta la contratación de más personas. No debemos tener miedo a la desaparición de los humanos en las empresas. En un futuro, lo que no se pueda automatizar tendrá un valor incalculable. Podríamos acabar el post felicitando a la organización del Texmeeting por su lema este año, más acertado no podía ser, construyendo un futuro.

Gracias a la cuarta revolución industrial, a los avances tecnológicos, construimos un futuro, un futuro diferente pero no peor