EKAMAT MICROSOFT DINAMICS NAV ES AHORA DYNAMICS 365

5 trucos para saber si es el momento de cambiar el ERP

Si tu software ERP funciona 100% acorde a las necesidades de tu empresa, no debes preguntarte si tienes que cambiarlo. Y, por otro lado, no olvidamos que tomar la decisión de cambiar de ERP, no es una decisión rápida. La esencia de un buen ERP es que optimice los procesos de tu empresa y te permita gestionar de la forma más eficiente todos los  recursos de los que dispones. Partiendo de esta premisa, vamos a descubrir qué es lo que nos da pistas para saber que ha llegado el momento de valorar un cambio de ERP.

  1. Un ERP acorde a la empresa, pero con visión de futuro

Una solución debe caminar en paralelo al progreso de una empresa e intentar cubrir sus necesidades al máximo, pensando en el crecimiento que esperamos de la empresa, pero siendo realistas. Ninguna empresa quiere quedarse estancada, siempre se busca prosperar y crecer. Por ese motivo, escoger un software debe contemplar el crecimiento del negocio. A veces, el impedimento que encontramos al pensar en un futuro y querer un software orientado a empresas más grandes, es el precio. Es necesario valorar la evoución que se espera de la empresa, pero con una visión coherente. No es necesario implantar un ERP para grandes empresas si somos una pyme. Es más importante escoger un ERP que realmente cuente con funcionalidades específicas que nos ayuden a resolver la operativa diaria.

  1. El valor añadido en un software es más importante de lo que crees

Aunque un ERP funcione, tenga una consolidación importante, es evidente que, cuanto más encarado esté al sector de la empresa que lo vaya a utilizar, será mejor. En este caso a lo que nos referimos con este punto es que si un software no está pensado para tu sector – o al menos trabajar con un partner con una gran experiencia en el sector- deberías plantear el cambio de ERP. Es decir, el valor añadido que nos pueda aportar un partner con experiencia, marca la diferencia entre contar con un software estándar o un ERP diseñado para tu modelo de negocio.

  1. La formación para el uso del ERP es necesaria

Si un partner no pone el foco en la formación para poder usar y/o garantizar el uso correcto del software, incluso, una formación para exprimir todo el potencial del ERP, no interesa contratarlo. A este punto podemos añadir que más importante es contar una atención adecuada para solucionar todo tipo de problemas técnicos o funcionales, soporte técnico para su uso. Sin ese soporte, un partner tecnológico dudosamente sea el correcto para embarcarse en un proyecto de tal envergadura. Tan important es un correcro análisis del negocio como contar con alguien a quien dirigirse después del arranque del proyecto.

  1. Tu ERP preparado para cualquier actualización y cambio fiscal

Si tu ERP no camina al mismo ritmo que las necesidades y obligaciones que puede tener una empresa, es una señal muy importante para plantearte buscar uno mejor. Las adaptaciones fiscales deben estar contemplados dentro de la contratación del software, igual que contar con actualizaciones periódicas que mejoren el funcionamiento del ERP, ya que sino, para cada nueva normativa, será necesario reprogramar e invertir de nuevo.

  1. Tu software debe cubrir todas las necesidades de tu empresa

Un ERP tiene que vertebrar el funcionamiento general de cualquier negocio impactando sobre las diferentes áreas de la organización y mejorando todos los procesos, ahorrando tiempo y dinero a la empresa. Un software que no cubra todas las áreas que queremos mejorar o que entorpezca más que ayudar en todos los procesos (dando un tiempo para formar a la plantilla para usar el ERP) es clave para decidir cambiar de software.