EKAMAT MICROSOFT DINAMICS NAV ES AHORA DYNAMICS 365

4 cosas a tener en cuenta al escoger un partner tecnológico

El proceso de implantar un ERP

Cuando decides llevar a cabo un proyecto tecnológico como es, por ejemplo, la implantación de un software para la gestión de tu empresa, es de vital importancia el partner tecnológico que elijas. Instalar un ERP para la gestión de tu negocio no es algo simple. Él te va a acompañar desde la migración de datos, a la programación y la usabilidad. Va a ser tu compañero de viaje durante un largo recorrido, por eso, más vale que lo elijas bien.

4 requisitos importantes para escoger un partner tecnológico

Pero antes de que te asalten las dudas, te dejamos 4 requisitos que los socios tecnológicos deben cumplir para asegurarte un proyecto final de éxito:

1. Competencia: elige partners con experiencia probada en tu sector. No te dejes llevar por los conocimientos que dicen que tienen y conoce realmente lo que han hecho a otras empresas.

2. Pragmatismo: cada negocio es único así que es imposible aplicar soluciones de gestión empresarial idénticas. Un partner tecnológico tiene que ser capaz de aplicar soluciones adaptadas a tus propias necesidades de negocio.

3. Confianza: los proyectos de implantación de softwares o ERPs deben tener visión a largo plazo, y esa perspectiva la debes compartir con tu partner. El proyecto no acaba una vez se implante el software, sino que hay constantes mejoras o cambios en el negocio que puedan implicar nuevas necesidades en el software.

4. Tiempo: invierte tu tiempo en buscar un buen partner y cuéntale tu sueño, qué es lo que quieres conseguir. Explícale el proyecto, los objetivos y lo que te apasiona. Nadie mejor que él y tú juntos comprenderá que es lo que tu negocio necesita.

¿Y qué ERP es el que tu empresa necesita?

Antes de escoger qué partner es el mejor para tu negocio debes elegir el ERP que más se adecue también a tu empresa. Es por eso que os dejamos aquí un enlace para poder leer una comparativa entre softwares.

7 situaciones que piden a gritos un cambio de ERP

Seguro que a veces has observado que tu sistema de gestión empresarial ya no funciona correctamente, que se queda corto o que no cubre las expectativas que creías en un principio. Sin embargo, no te atreves a dar el paso. Pues bien, si te sientes identificado con algunas de estas 7 situaciones que te dejamos es que tu negocio está pidiendo a gritos un cambio de ERP.

#1 ¿Has perdido un cliente importante o un empleado clave? Más que nunca necesitas tener el control absoluto de lo que está pasando o ha podido pasar. ¿Está tu ERP actual preparado?

#2 ¿Tu sistema informático ha quedado obsoleto? Es normal, la tecnología avanza y los negocios también. No te quedes a la cola mirando como tus competidores consiguen sus objetivos y tu negocio se detiene.

#3 ¿Tus empleados trabajan con aplicaciones externas al ERP? Excels, post-it, listas de tareas por tachar, agendas…Deja de perder información por el camino y unifica todos los datos en una sola aplicación.

#4 ¿Quieres prevenir posibles fraudes o malas prácticas? ¿Puedes establecer controles internos, auditorías o flujos de trabajo con tu actual programa de gestión? Si la respuesta es NO tu negocio está en riesgo. ¿A qué esperas?

#5 ¿Eres nuevo en la organización? Tanta información los primeros días…necesitas controlarla para poder familiarizarte rápido con ella y ser productivo.

#6 ¿Has adquirido una nueva compañía para ampliar tu negocio? ¿Dispones de una solución global multi-idioma y multi-divisa? Si es que NO, estás limitando el crecimiento y expansión de tu negocio.

#7 ¿Quieres evitar la duplicidad de datos y errores? Y es que no hay cosa que de más rabia y sea más improductivo que hacer algo que ya estaba hecho y encontrarte información repetida.

¿Todavía tienes dudas sobre si tu empresa necesita un cambio de ERP? Échale un vistazo a Dynamics 365 Bsuiness Central y si te convence no te lo pienses más.

 

Claves para actualizar el ERP

Si te toca quedarte en la oficina en agosto, puedes aprovechar para valorar cambios y definir nuevas estrategias relacionadas con tus soluciones tecnológicas. Ya sea porque quieras aumentar tus ventas, construir relaciones más duraderas con tus clientes o maximizar los recursos financieros, una solución ERP es clave.

Tu sistema actual de contabilidad no puede mantenerse al día con la cantidad de necesidades de cambio de negocio que existen hoy en día. Y puede ser que esté empeorando las cosas en vez de mejorarlas. Es el momento de hacer un cambio inteligente, para reemplazar los malos hábitos con los buenos (incrementar la flexibilidad y movilidad, focalizarse en la analítica, en la contabilidad simplificada y gestión de inventario). Si tienes los objetivos correctos, tu equipo no sólo podrá hacer más sino conseguir mucho más y desde cualquier lugar.

  • Nuevos tiempos, herramientas de confianza. Actualizar tu software de gestión de contabilidad no significa invertir todo en nuevas herramientas y formación. Una solución de gestión como las de Microsoft trabaja con lo que ya sabes y utilizas (como los productos de Office) e incorpora mayor funcionalidad para mantenerte conectado y conseguir más sobre las localizaciones donde tus vendedores necesitan trabajar, por ejemplo.
  • Ideas para aprovechar el ERP. ¿Que puedes lograr con Business Central? Mejoras en la integración de diferentes soluciones y un reporting fácil de crear y compartir. Contabilidad simplificada y gestión de inventario. Mejor experiencia de usuario. Acceso a la información que necesitas desde cualquier lugar para tomar las decisiones correctas. Al seleccionar Dynamics 365 Business Central como tu ERP estás apostando por una solución líder para pequeñas y medianas empresas.
  • Una solución a la altura. Muchas soluciones pueden fallar porque incluso dedicando mucho tiempo y esfuerzo puedes producir un resultado muy pequeño. Con el incremento de la funcionalidad y la mejora de la eficiencia del ERP de Microsoft verás inmediatamente mejoras. Y con los conocimientos obtenidos a partir de datos en tiempo real de todas las áreas de tu negocio, no sabrás como arreglártelas sin él.

¿Preparado para el cambio inteligente? ¡Contáctanos! 

5 consejos para mejorar la salud financiera de tu negocio – Parte V

Hemos llegado al último artículo de la serie “5 consejos para mejorar la salud financiera de tu negocio”y, para terminar, nos hemos centrado en la importancia de trabajar con sistemas informáticos que nos ayuden a adaptarnos a los requerimientos legales.

Si estás harto de los dolores de cabeza que te provocan los cambios legales, ¡mira que fácil te lo pone el ERP de Microsoft!

Los requisitos reglamentario de cada industria y región son únicos. Es cierto. Pero tienen algo en común: el cambio. Y es que ninguna empresa se salva de hacer equilibrios entre sistemas que les ayuden a cumplir con la normativa de hoy pero también que sean flexibles para adaptarse a medida que las responsabilidades legales cambien.

El ERP Microsoft Dynamics 365 Business Central ofrece las herramientas de gestión financieras necesarias para ayudarte a cumplir con la normativa, ya que está basado en la mejores prácticas de contabilidad y presentación de informes financieros. Pero Business Central no sólo te ayuda con tus responsabilidades contables sino que te permite separar tareas alrededor de información sensible y procesos para reducir el fraude y, así, proteger tu empresa de riesgos internos.

Cuando las regulaciones cambian sólo queda una: adaptarse. Así que no te puedes permitir el lujo de trabajar con un software que no lo va a hacer. Dynamics 365 Business Central, también conocido anteriormente como Navision, está diseñado para ser flexible, precisamente para que puedas cambiar tus flujos y procesos de trabajo y, así asegurarte de que tu negocio cumple con el reglamento.

Además, el último ERP de Microsoft se actualiza de forma periódica e incorpora mejoras pensadas en facilitar la operativa diaria de cada usuario.

5 consejos para mejorar la salud financiera de tu negocio – Parte IV

Seguimos con nuestra lista de consejos para mejorar la salud financiera de tu empresa. ¿Te planteas si tener tus sistemas de información en la nube o en tus servidores? ¡Allá vamos con el cuarto consejo!

Cada vez más, en casa y en la oficina, estamos rodeados por la nube. Información, sistemas y herramientas accesibles a través de Internet se están convirtiendo en la norma. ¿Pero qué pasa con los sistemas que utilizas para gestionar tus procesos de negocio clave? ¿Cómo decides si ha llegado el momento de pasar tus sistemas al cloud? ¿Y tiene que ser todo o existen modelos híbridos?

Primero, hablemos de las ventajas de optar por implantaciones en la nube: principalmente se trata de beneficios de accesibilidad y de ahorro.

–          Puedes facilitar a los empleados adecuados el acceso al sistema financiero y a la información desde cualquier lugar. De este modo, los usuarios tendrán la información que necesitan para trabajar en todo momento y su productividad crecerá. Todo el mundo gana.

–          Cuando hablamos de costes, la nube te ayuda a ahorrar dinero en el presupuesto de sistemas informáticos o IT. Gastarás menos en mantenimiento de software y sistemas, así que puedes utilizar estos recursos para otras partidas. También podrás reducir la carga de trabajo de tu personal de IT y sacar más provecho de tu plantilla.

Sin embargo, no a todos los negocios les conviene más el cloud que una implantación en sus servidores (donde se han alojado tradicionalmente los ERP), ni tampoco hace falta migrar hacia la nube de golpe. Las soluciones de negocio como Microsoft Dynamics 365 Business Central (antes conocida como Navision) te dan varias opciones, para que elijas dónde implantar tu software según las necesidades de tu negocio:

– Puedes optar por un Partner de Microsoft para que gestione tu sistema de gestión financiero o lo instale en el cloud.

– Si lo prefieres, puedes alojar tu ERP en tus servidores, y si quieres que solamente una parte del sistema sea accesible vía Internet, a través del cliente web podrás conectarte a Business Central a través de tu navegador.

– También puedes configurar un cloud “privado” que da acceso al ERP a tu equipo, a través de una clave de seguridad personal que tú controlas.

¿No sabes que opción es mejor para ti? ¡No te preocupes! Nos dedicamos a aconsejar a las empresas en todo el proceso de implantación del ERP. Escríbenos y cuéntanos tu caso

Los retos de la gestión de tejeduría en un ERP

El coste de esas operaciones se define habitualmente por tiempo (tiempo de preparación, tiempo de ejecución por unidad fabricada), asignando un coste por minuto u hora en cada máquina (coste directos o indirectos). Alternativamente la definición de ese coste unitario puede ser por unidad fabricada.

Además, contemplan calendarios y parámetros de capacidad y eficiencia para los recursos que realizan esas operaciones, sean máquinas u operarios. Esos datos permiten planificar, de manera más o menos ágil según el ERP, la asignación de órdenes de fabricación a máquinas.

Por fin los más potentes permiten tener trazabilidad de los componentes consumidos al fabricar un producto para poder reclamar al proveedor en caso de reclamación de cliente o problemas de calidad. Eso pasa por una gestión de inventario por lote. En el caso del tejido, sobre todo para poder gestionar el almacén por dispositivo móvil con lectura de código de barras, es necesario poder gestionar el inventario no solo por metros, sino por pieza, indicando en cada pieza, además de sus metros, datos adicionales de calidad y trazabilidad.

Sin embargo, los procesos de fabricación de tejeduría presentan particularidades que no suelen estar contemplados en un ERP generalista.

¿Qué tener en cuenta en los procesos de fabricación de tejeduría?

La primera de estas particularidades es que los costes de las operaciones de tejeduría efectuadas en telares se suelen calcular por pasadas de trama. Eso requiere poder definir, por producto tejido, el Nº de pasadas por centímetro y luego asociar a los telares un coste por pasada, que permite entonces calcular los costes por metro tejido en base a esos datos.

Por tanto, requiere de datos específicos en fichas de producto (pasadas por centímetro del producto) y en las fichas de máquina (coste por pasada).

Otra particularidad es que la tejeduría plana requiere de uno o varios plegadores y de hilo de trama. La compra del hilo no suele representar complejidad, dado que se compra y se consume en kilos. Pero el caso de los plegadores, cuando se compran, es distinto. Dado que un plegador se compone de hilo de urdimbre, los proveedores suelen venderlos por kilo. Sin embargo, su consumo suele ser en metros de plegador por metro de tela. Y la relación entre kilo y metros, en ciertos tipos de composición sensible a la humedad, no es fija. Por tanto, el ERP debe permitir, en cada recepción de producto de tipo plegador, indicar tantos metros como kilos recibidos, con una relación variable en cada recepción. Eso permite gestionar un inventario de plegadores en metros, pero una facturación de la compra en kilos.

Por fin el resultado de la tejeduría suele ser un producto semi elaborado de la cadena textil, que luego se tinta o estampa y acaba. Y los procesos de tinte y estampación, para que resulten uniformes en color, dependen de que el tejido se haya tejido con los mismos lotes de hilo de trama y urdimbre para que el tejido tenga una afinidad a los colorantes constante en cada pieza.

Eso requiere de una trazabilidad perfecta del lote proveedor de hilos usados tanto en trama como en urdimbre. También puede ser interesante poder indicar un concepto de calidad en cada partida de hilo y en cada pieza de tejido. Conservar el dato del lote proveedor en cada recepción de hilo (sea de trama o de urdimbre) es algo relativamente fácil para cualquier ERP. Pero un plegador puede estar compuesto de varios hilos y un tejido puede estar compuesto de varios plegadores y de varios hilos de trama. Por tanto, es fundamental poder mantener en cada plegador fabricado la mezcla de lotes proveedor que lo componen y trasladar ese dato a cada pieza tejida, asociado además a los lotes proveedor de los hilos de trama consumidos. Eso permite obtener, en cada pieza tejida, el dato de la composición de lotes de proveedor de hilo que han servido a su fabricación (llamémoslo partida de cada pieza) para poder consultarlo si se tinta o estampa internamente, transmitir a los clientes cuando el tejido en crudo se vende y a los subcontratistas cuando se tinta o estampa fuera de la organización, asegurando un resultado final uniforme en color y acabado.

En cuanto a la planificación de máquina, los procesos de tejeduría suelen ser largos y requieren de una preparación larga (en particular montar filetas para urdir o montar plegadores en telares). Aunque a veces, cambios no previstos son necesarios, es importante minimizarlos para optimizar los tiempos de producción. Además, un retraso en la fabricación de un plegador impacta directamente en la programación de la tejeduría que usará ese plegador. En ese sentido hay herramientas de planificación gráficas que ayudan mucho en esos procesos.

En Ekamat, conocemos esas particularidades y sabemos cómo resolverlas en Business Central con nuestro vertical Ekatex.

Aborda la transformación digital con Ekamat

Con esta entrada llegamos al final de nuestro monográfico sobre la transformación digital.

Si en la anterior entrada hablábamos del valor diferencial de Microsoft como proveedora de soluciones para la transformación digital, hoy nos centraremos en la experiencia de Ekamat para adaptar las soluciones de una forma adecuada a cualquier empresa.

Existen una multitud de opciones respecto soluciones ERP, CRM, business intelligence, etc., además de soluciones independientes para almacén, eCommerce, digitalización de documentos o módulos específicos para un sector concreto.

En esta variedad es donde surge uno de los principales problemas: optar por soluciones independientes que no se conectan entre sí.

Puedes tener la última solución del mercado para gestionar las finanzas y contabilidad, pero tu departamento de ventas y marketing trabajan con otra herramienta y el almacén mediante una aplicación independiente. De esta forma, es cierto que cuentas con soluciones digitales para tu negocio, pero estás lejos de la transformación digital, porque cada departamento sigue un camino diferente.

Por eso, en Ekamat, nos basamos en las tecnologías de Microsoft como la base para desarrollar la estrategia tecnológica de cada negocio.

Nos centramos en la parte de gestión y control de procesos, por eso, Dynamics 365 Business Central es el núcleo para nuestros proyectos.

¿Por qué confiamos en Business Central?

El ERP de Microsoft para pymes es uno de los mejores valorados según los cuadrantes de Gartner o Forrester. Pero no solo porque lo digan empresas de investigación TIC, sino porque a lo largo de los años hemos comprobado que es una solución ERP completa y con la confianza de un fabricante que garantiza la continuidad a lo largo de los años.

Además, lo más importante cuando una empresa decide embarcarse en un proceso de transformación digital es hacerlo siguiendo un plan a medio/largo plazo, priorizando las necesidades de cada empresa y teniendo en cuenta sus objetivos claros.

Por eso, en Ekamat ofrecemos los servicios para evaluar las necesidades de cada empresa, mediante un análisis exhaustivo de la situación actual y las expectativas con la nueva tecnología.

Una vez realizado el análisis, contamos con un amplio abanico de soluciones a implantar más allá del ERP:

  • Dynamics 365 Business Central como sistema de gestión empresarial que cubre todas las áreas de negocio
    • Finanzas
    • Contabilidad
    • Clientes
    • Cadena de suministro
    • Producción
    • Servicio de atención al cliente
    • Recursos humanos
    • Almacén
  • Add-on o soluciones integrables para aumentar el potencial de las funcionalidades del estándar.
    • Software de gestión de almacén
    • Digitalización de documentos
    • Reporting
    • Solución de planificación
    • Factura electrónica
    • Aplicaciones
  • Soluciones verticales desarrollados por Ekamat
    • ERP textil
    • ERP distribución
    • ERP industrial
    • ERP servicios
  • Soluciones de Microsoft embebidas en el ERP
    • Suite Dynamics 365. Se embebe con el resto de las soluciones de Dynamics 365: Sales, Field Service, Marketing, Talent, Project Service Automation o Customer Service.
    • SharePoint como portal de repositorio de información común en la empresa
    • Office 365
    • Microsoft Teams como herramienta de comunicación y colaboración entre los empleados.
    • Azure
    • Power BI como herramienta de business intelligence y analítica.
    • Power Automate para la creación de flujos automáticos.
    • Power Apps para el desarrollo de aplicaciones de negocio sin necesidad de código.

Una vez seleccionadas la solución o soluciones que necesita el cliente, nuestro objetivo es anticiparnos a las necesidades futuras que tendrá en materia de necesidades tecnológicas y de software. Por eso, la innovación constante es otro motor para dar respuesta a lo que quieren los clientes.

Con todo esto, conseguimos que los clientes cuenten con una única herramienta que se integra de forma nativa con el resto de los productos de Microsoft, pero que además podemos personalizar según el sector de la empresa.

Pero, si quieres conocer de cerca todas las soluciones, aún estás a tiempo de apuntarte al webinar sobre la transformación digital que tenemos preparado para el próximo jueves 18 de junio.

 

La importancia del dato para adaptarse a las necesidades de los consumidores

Esta necesidad la encontramos al ver que los casos de éxito en negocios de nuestro entorno destacan por ser innovadores y con un gran componente tecnológico. Las empresas y organizaciones tienen como reto dar respuesta un nuevo consumidor cada vez más digital y la de adaptarse a las necesidades y exigencias cada vez más rápidas del mercado.

¿Cómo dar ese paso que nos permita destacar y, al mismo tiempo, mejorar nuestros procesos de negocio? No hay una respuesta igual para dos empresas, pero sí encontramos una serie de estrategias o pasos a seguir que nos pueden ayudar en el camino hacia la transformación digital y en el que los datos son la herramienta principal para conseguir el conocimiento adecuado para ofrecer la experiencia que demanda el cliente.

Como ya comentamos en la entrada anterior, no debemos confundir la digitalización con la transformación digital. Digitalización implica el uso de las tecnologías o su implementación en nuestro entorno de trabajo. Transformación digital, sin embargo, entraña el uso de estas tecnologías para cambiar la manera en que trabajamos, con el objetivo de llegar a ser más eficientes en todos los aspectos. Esto supone un cambio de mentalidad y de cultura corporativa, basándonos en el cliente como el centro de nuestro negocio, y en el dato como el vehículo con el que llegamos a nuestro objetivo.

Así, el elemento presente en cualquier estrategia de transformación digital es el dato. No es de extrañar que la mayoría de las empresas exitosas de los últimos años se cataloguen como “Data-Driven”, término que en español se traduce como impulsado por o basado en datos. Convertirse en una compañía Data-Driven puede llegar a ser difícil, a pesar de encontrarnos en un mundo en el que los datos forman parte de nuestro día a día. La dificultad radica en saber aprovechar esta información y, sobre todo, saber usarla en nuestro beneficio.

Problemas y situación actual del uso de los datos

  • El perfil de los clientes. Hasta hoy, en las estrategias de negocio a seguir debíamos tener en cuenta que los clientes, cada vez más, son nativos digitales. Con nativos digitales nos referimos a aquellas personas que han crecido o incorporado en un momento temprano la tecnología, y que dependen de ella en su día a día. En estos últimos años, además, hemos entrado en el término nativos de datos, con el que nos referimos a aquellas personas que esperan, además de que el mundo que les rodea sea digital, que sea inteligente y que pueda adaptarse rápidamente a su forma de ser o de ver el mundo (opiniones, gustos, hábitos…entre otros). Para poder adaptarnos a este perfil de consumidores necesitamos poder usar los datos a nuestro alcance para atraer (según sus gustos), conquistar (según sus hábitos) y mantener (conseguir ser su preferencia).
  • La necesidad de lo inmediato. Ya no nos basta con hacer un análisis, a mes vencido, de lo que pudo ocurrir en los últimos 30 días. Hoy en día necesitamos tomar acciones inmediatas y necesitamos, más concretamente, recibir la información necesaria en el momento en que nos puede ser útil, con el objetivo de actuar antes de que sea demasiado tarde.
  • El cambio constante. En una sociedad tan cambiante, es muy difícil conocer el estado de nuestro negocio y el cómo tendremos que actuar de aquí a cinco años. Los datos que hemos obtenido en los últimos años pueden no ser los únicos que nos afecten en un futuro cercano, por lo que a la hora de predecir por qué estrategia debemos apostar, tenemos que adaptarnos a la situación y los matices que nos están afectando en el presente y que pueden aparecer en el futuro, y no solo a los hechos que ocurrieron en el pasado.
  • La localización de los datos. Se estima que menos del 5% de los datos de una compañía se encuentran estructurados y listos para su análisis. Entre los datos de que disponemos, pero no son estructurados y aquellos que no estamos considerando, la pérdida es significativa.

Cómo conseguir más con los datos

Hay tres modelos de análisis que podemos ejecutar para que los datos nos ofrezcan un valor añadido (valor que, de otra manera, estaría oculto a simple vista):

  • El análisis descriptivo. Este análisis responde a la pregunta “¿Qué pasó?”. Nos ayuda a entender el pasado e incluso el presente, gracias a un análisis de nuestros datos históricos o en tiempo real podremos adaptar nuestra estrategia de futuro.
  • El análisis predictivo. Responde a la pregunta “¿Qué pasará?”. Aquí tiene un peso más importante la inteligencia artificial y el poder identificar patrones que nos ayuden a “adivinar” el futuro. Un ejemplo sería lo que conocemos como forecasting
  • El análisis prescriptivo. Responde a la pregunta “¿Cómo puedo hacer que esto ocurra?”. Aquí entramos en simulaciones, analítica avanzada y uso de machine learning para poder prevenir y actuar antes de que se den ciertas situaciones. Entre otras cosas, podremos así optimizar nuestros procesos de negocio de manera concreta y certera.

No tenemos que decidir centrarnos en un tipo de análisis u otro, como tampoco debemos intentar abarcar todos los instrumentos que nos permitan mejorar competitivamente. La clave está en tener claro dónde se encuentra el valor de nuestro negocio, determinar los objetivos y el medio para conseguirlos, y explotarlo con las herramientas adecuadas.

¿Cómo optimizan los datos los canales de venta?

Los datos son la clave para entender las preferencias de nuestros clientes.

Los datos estructurados como los que se obtienen de un sistema ERP y/o CRM ayudan a las empresas y organizaciones a generar información de sus clientes en función de sus transacciones históricas, compras anteriores, etc. Los datos desestructurados de los clientes a través de las redes sociales pueden aportar información sobre la opinión de sus productos, gustos, tendencias, etc. Si se recopilan los datos y se analizan adecuadamente, la empresa puede adaptar sus canales de venta para ofrecer nuevas experiencias a través de productos y servicios más personalizados.

Los datos permiten a las organizaciones crean productos que los clientes desean en vez de crear productos y forzar que los clientes los consuman.

El análisis de los datos como acelerador empresarial

El proceso de transformación digital implica una optimización de los procesos de negocio para así mejorar la eficiencia empresarial, pero los datos brutos por sí solos no nos aportan valor. Es necesario realizar un análisis derivado de los datos para crear un valor verdadero e impulsar el crecimiento de negocio.

El análisis de datos, a modo resumen, es un proceso que consiste en 3 grandes fases :

  1. Inspeccionar. Elegir los datos de los que nos basaremos para realizar el análisis.
  2. 2. Depurar. Del conjunto de datos elegidos hay que limpiar los que no tienen utilidad y/o discriminar los que no encajen en el objeto de análisis.
  3. Transformar. Los datos que no existen en origen, pero necesitamos para el objeto de análisis, mediante cálculo o creación.

El objeto del análisis de datos es la obtención de información fiable, actualizada y útil que nos permita sugerir conclusiones, apoyo en la toma de decisiones, y realizar predicciones.

En la actualidad ya no es necesario ser una gran empresa para tener acceso a las tecnologías de análisis de datos, tecnologías como Big Data y Business Inteligencie, son totalmente accesibles para Pymes.

En resumen, el primer paso para redefinir nuestra estrategia de negocio comienza con darle importancia a lo que hoy en día se considera la gasolina de una compañía: el dato. Con una cultura del dato, herramientas que nos permitan darle valor, y una capacidad rápida de adaptación a los cambios a los que se enfrenta el mercado moderno, estamos en el camino del éxito.

Os recordamos que el próximo 18 de junio hablaremos en profundidad de la transformación digital, entra aquí e inscríbete.

El papel de Dynamics 365 en la gestión de proyectos

Durante toda mi vida profesional he estado relacionado de una forma u otra a la ejecución y control de proyectos. Esto me ha llevado a observar la evolución que se ha producido en la forma en la que los Project Managers y la propia dirección de la empresa los gestionan. Aunque, bien es cierto, que en mi caso he sido testigo directo de lo que a la implantación de sistemas informáticos se refiere, es fácilmente extrapolable a cualquier otro tipo de servicios.

En general, las empresas cuya gestión está orientada a proyectos precisan de una coordinación total entre los diferentes agentes que participan, tanto empleados como proveedores, recursos e incluso clientes, obligando a llevar un control de los tiempos que se necesitan para pasar de una fase o proceso al siguiente. Por tanto, este hecho obliga a que los proyectos deban ser revisados continuamente para poder actuar de la forma más adecuada.

En este sentido, tanto los procesos y metodologías previas utilizadas para el dimensionamiento y planificación de todos los recursos como las herramientas que se utilizan para ello son la clave, ya que si son las adecuadas, permitirán focalizar todos los esfuerzos en la ejecución y seguimiento.

Es por esto, que las compañías que se ocupan de realizar este trabajo deben mantenerse muy cautas vigilando que los tiempos que les supone realizar la gestión del proyecto nunca sean superiores a los del mismo, en cuyo caso deberán replantearse dichos procesos o herramientas. En esta línea, una pieza fundamental es el software utilizado, ya que si éste no es el adecuado ocurre que o la empresa invierte un alto coste en la actualización de la información o las decisiones se toman sobre hechos consumados sin margen al análisis y la previsión.

Una empresa como Ekamat tiene en cuenta que no todas las empresas de proyectos trabajan de la misma forma, por lo que es importante contar con una solución que permita adaptarse a las necesidades de cada caso. Y del mismo modo, también es importante para cualquier empresa, asegurarse que el software sobre el que delega la planificación, seguimiento y análisis de sus proyectos, es capaz de adaptarse facilmente a las necesidades que demandan sus clientes y un mercado cambiante.

¿Cuáles son los retos principales en la gestión de proyectos?

Aunque la gestión de proyectos pueda ser muy diferente para una compañía tecnológica que para un laboratorio de investigación, es cierto que la mayoría de empresas que trabajan por proyectos se enfrenta a unos pain points muy similares:

  • Pérdida de tiempo por planificar manualmente las cargas y las fases.
  • Trabajar con soluciones que no se conectan ni integran entre ellas.
  • Hacer frente a las complicaciones en las entregas.
  • Solucionar las fluctuaciones de volumen de trabajo y cuellos de botella.
  • Acceso a la documentación de los proyectos.
  • Analizar la información para detectar desviaciones.

Bien es cierto que en el mercado hay muchas opciones, pero uno de los factores clave es poder trabajar desde una única plataforma integrada, para evitar la duplicidad de datos o la pérdida de información entre departamentos. Dicha plataforma puede ser que esté formada por una agrupación de aplicaciones que en su conjunto ofrezcan la solución adecuada, donde todos los retos comentados anteriormente queden superados de la forma más óptima y productiva.

Por eso, desde Ekamat, proponemos la transformación digital de la empresa con herramientas tecnológicas y funcionales basadas en Dynamics 365 como eje para poder ofrecer una solución de gestión de proyectos, planificación y de analítica avanzada capaz de ofrecer respuesta a las necesidades y retos generales, siempre con la posibilidad de adaptarlo a las peculiaridades de cada negocio sin olvidar las necesidades financieras propias de todo negocio.

El próximo 21 de mayo hemos organizado un webinar en el que mostraremos las soluciones que consideramos como pilares para poder controlar la evolución de todos los proyectos, realizar las modificaciones oportunas y analizar los resultados obtenidos.

Incríbete en https://www.ekamat.es/presentaciones.php

De Navision a Business Central

El origen del ERP Microsoft Dynamics 365 Business Central parte de los años 80’s cuando una empresa danesa lanza la primera versión, modo carácter.

En los 90’s la empresa inicia un importante esfuerzo de desarrollo para crear una nueva generación de soluciones basadas en la plataforma cliente / servidor para sistemas operativos Windows.

En ese momento el producto, a nivel funcional, sólo contemplaba la gestión de finanzas, alguna funcionalidad para el control de cobros y pagos y algo de compras.

Es a finales de esa década (1998) cuando añade funcionalidad a nivel de CRM (gestión de contactos), de gestión de fabricación y logística avanzada.

El producto sigue evolucionando y ya al inicio del año 2001 se lanza la versión Navision Attain, después de la fusión de Navision Software y su gran competidor por entonces Damgaard.

Navision Attain (versiones de 3.0 a 3.60B) aporta varias nuevas funcionalidades:

    • Integración de aplicaciones de comercio electrónico, Commerce Gateway, Commerce Portal
    • Portal de usuario, acceso basado en navegador
    • Gestión financiera ampliada
    • Multi moneda
    • Multi lenguaje

Con la versión 3.70 se optimizaron muchas de las funcionalidades del sistema para responder a las necesidades de un mercado tecnológicamente más avanzado.

Se potenciaron las áreas de Gestión Financiera, Gestión de Almacenes y Gestión de la Cadena de Suministro. Asimismo, la solución se integró aún en mayor medida con Microsoft Outlook para optimizar la interacción con el usuario y proporcionar mayor flexibilidad al sistema.

En el año 2002 Microsoft adquiere la compañía completando su offering de software empresarial junto con Great Plains, el mayor competidor de Navision en Norteamérica.

En ese momento el producto pasó a llamarse Microsoft Business Solutions Navision (versiones de 4.0 a 4.3).

 

En estas versiones se unificó el entorno de trabajo del producto a semejanza de los menús de otros aplicativos Office del momento (Outlook,etc.).

La versión 5.0 que se lanza en 2005 ha sido la más vendida en España hasta la fecha. Esta versión aporta un rediseño del módulo de proyectos.

Con la versión siguiente también cambia el nombre, pasando a llamarse Dynamics NAV 2009 . Ésta fue la primera versión con entorno orientado a roles y con cambios importantes a nivel tecnológico:

  • El diseñador de informes para a Visual Studio.
  • Se introduce un nuevo objeto llamado “página”.

El producto evoluciona mucho en el entorno gráfico, se integra con aplicativos de Office aumentando la productividad del usuario.

También aparece la capacidad de publicar funciones y páginas como servicios web, lo que abre de manera definitivamente al producto a la integración con cualquier otra base de datos.

A partir de esta versión evolucionan las versiones 2012, 2015, 2016, 2017, 2018 con entornos muy parecidos y diferentes mejoras a nivel funcional y de productividad:

  • 2013: Aporta un rediseño de almacenamiento de conjuntos de dimensiones, interoperabilidad con SharePoint y un cliente web. Otro de los cambios importantes es la desaparición de la base de datos C/SIDE, pasando a trabajar con SQL Server.
  • 2015: Las mejoras de esta versión incluyen el cliente tablet, informes de documentos con Microsoft Word e integración bancaria.
  • 2016 y 2017 fundamentalmente aportan mejoras funcionales en la gestión de efectivo, inventario,…
  • En la versión 2018 destaca la integración con otros productos de Microsoft y la incorporación de sistemas de inteligencia artificial.

Durante estos años el software evoluciona mucho a nivel tecnológico pero no a nivel de frontend para el usuario.

En 2018 finalmente llega Business Central, la tercera generación de ERP de Microsoft:

No se trata simplemente un cambio de versión, se trata de un cambio de enfoque a nivel técnico, en su modo de uso y en su contratación.

A nivel de contratación el software ya está disponible en modo SaaS, es decir, pago por uso, con una cuota que contempla tanto el alojamiento como el coste del software en un solo concepto.

En cuanto al desarrollo, ya no es posible diseñar personalizaciones en el lenguaje C/AL, sino en Visual Studio Code mediante extensiones. El concepto de extensión permite encapsular cualquier personalización fuera del código estándar de tal manera que se facilitan las actualizaciones de versión de manera notable.

Junto la denominada Power Platform, Business Central forma parte de la plataforma 365 de Microsoft.