EKAMAT MICROSOFT DINAMICS NAV ES AHORA DYNAMICS 365

El mundo ERP: criterios de elección y resultados

Posterior al evento, Interban Network he presentado un estudio tomando como muestra a 237 empresas (de un universo de 2000 negocios) que tiene como objetivo saber los motivos por los que los negocios implantan un ERP, como es de costoso el procedimiento de la implantación, cuáles son los beneficios más importantes de las empresas, qué tipo de ERP es el que más interesa o cuales son los criterios en los que se basan para escoger a las compañías proveedoras.

Casi la mitad de las empresas cuentan con un sistema ERP, y de éstas hace más de cinco años que cuentan con uno. Uno de los datos más relevantes, es que un 64,3% utilizan un sistema estándar frente al 35,7% que utiliza uno hecho a medida. Reafirmando lo anteriormente dicho, una mayoría busca un ERP que cubra todas las necesidades del negocio (todas las áreas) y que lo haga a corto plazo.

Por otro lado, las soluciones on premise son las más usadas entre las empresas, pero las que se encuentran en la nube empiezan a ganar terreno, según el estudio, un 25% de los negocios ya cuentan con una solución en la nube.

De las empresas encuestadas, un 71,4%, manifiesta que una implementación es una inversión de tiempo y recursos importante y complejo. En cambio, aunque parece un proceso costoso las valoraciones de los beneficios de un ERP (más de un 50% de los encuestados) concluyen con resultados tan positivos como que es un ahorro a largo plazo, la productividad de los empleados crece, etc. El grado de satisfacción es muy elevado para un 35,8%, para un 57,1% es satisfactorio y tan sólo para un 7% manifiesta insatisfacción.

Por último, sólo haremos hincapié en los motivos por los que se decide hacer una implementación y los criterios que predominan en la elección de un ERP. Las razones principales que se indican son: facilitar los negocios (60,7%), gestionar el crecimiento de la empresa para un 25%, innovar y ofrecer más valor a los clientes (7,1%) y facilitar la toma de decisiones para un 7,2%. La funcionalidad es el criterio más valorado para la elección de un ERP, seguido de la facilidad de uso y el coste.

Estudio realizo por Interban Network en el marco de la feria ERP & CRM DAY.

Captura2

Serena Whitehaven, un caso de éxito de lujo

 “Trabajamos sobre la herramienta durante todas las fases.”

Ignacio Pancorbo, Managing Partner de Serena Whitehaven, nos ha abierto las puertas de su negocio para explicar los beneficios que le han aportado LS Nav y Dynamics NAV de la mano de Ekamat.

Lo que empezó como una nueva visión de venta de calzado de lujo en 2012 ha ido cogiendo forma y hoy en día hablamos de una de las firmas más reconocidas entre las celebreties en todo el mundo y colaboradora recurrente en los desfiles de diseñadores como Teresa Helbig o Ze García. Serena Whitehaven empezó de la mano de Belén Ortiz bajo una nueva idea de venta de calzado de lujo hecho a medida y totalmente customizable para mujeres inconformistas. Desmarcándose del resto de mercado, Belén e Ignacio buscaban dar un servicio y un producto mucho más personales. La principal diferencia con las marcas de lujo que existen en el mercado reside en la posibilidad de personalizar hasta el último detalle de los zapatos según los gustos de la clienta, diseñando un zapato único y exclusivo.

Detalle de la sala grande en Barcelona

Serena, la herencia de una pasión 

Bajo la pasión y afición por la moda, heredada de su abuela (de ahí el nombre de la firma), empezó con un showroom en Barcelona y ha ido creciendo hasta el punto de necesitar un software que le ayude a controlar y mejorar su negocio en cualquier fase.

Como Ignacio explica, sabían que necesitaban empezar a coordinar las diferentes boutiques que tienen en otras ciudades del mundo. Para que el crecimiento de la firma sea paulatino y no se encuentre con problemas que puedan acarrear una mala imagen a Serena, o a cualquier otro negocio, es vital controlar la fabricación, el stock, las compras y las ventas. Mientras su firma crecía, empezaron a buscar un partner tecnológico que pudiese aconsejarles y ayudarles, además de entender la filosofía de la empresa.

Showroom en Barcelona, espacio para las clientas

Durante el rodaje del vídeo, Ignacio explicó cómo confiaron en Ekamat desde un principio y en muchas ocasiones, el consultor se adelantaba a sus necesidades e incluso en la recomendación de gestionar algunas áreas que más adelante serian claves para ofrecer el servicio que querían ofrecer.

“¡Todo lo podemos tener controlado de manera homogénea para todas nuestras tiendas!”

Uno de los puntos más importantes respecto a la imagen de Serena era mantener una relación personal y exclusiva con todas sus clientas. Gracias a la incorporación de un programa de fidelización, se puede acceder al histórico de ventas para así conocer el estilo de las anteriores ventas a una misma clienta sin importar desde qué boutique se realice la compra.

Acabando la sesión Ignacio remarcó lo satisfechos que están con la reducción de costes de inversión inicial gracias a la opción de licenciamiento en suscripción y el alojamiento en la nube. Además, tal y cómo dice en el vídeo, les sorprendió la rapidez de la implantación y el adelanto a las necesidades de Serena.

“Trabajamos sobre la herramienta durante todas las fases. Tanto la parte de contabilidad, como en toda la parte de producción como la de compra de materia prima, los stocks en tienda, los envíos… ¡todo lo podemos tener controlado de manera homogénea para todas nuestras tiendas!” comenta al finalizar el vídeo. Podríamos decir que Microsoft Dynamics NAV y LS Nav son el motor del negocio.

 

Pero si quiere ver cómo Ekamat ha ayudado a Serena a cumplir sus objetivos, te recomendamos ver nuestro vídeo del caso de éxito.

 

 

Los nuevos consumidores digitales

Podemos hablar de la gestión de una empresa, de la importancia de la comunicación entre todos los departamentos o incluso de lo fácil que es llevar las campañas de marketing desde una solución como CRM. Pero la verdad, es que todo esto no es posible si no tenemos una buena base de datos de nuestros potenciales clientes.

Por eso, queremos dedicar la entrada de este blog a analizar el nuevo tipo de consumidor. Además, reflexionaremos sobre cuáles son sus preferencias, su modo de actuar y como acercarnos a ellos y darles lo que esperan.

Hay dos perfiles de consumidores que se han de tener en cuenta si tienes una empresa y te interesa vender un producto, o dar un servicio: los millennials y la generación Z.

Empezaremos por analizar cómo son los millennials (aquellos nacidos entre 1981 y 1995), la actual generación de consumidores.

Cuando hablamos de ellos hay que tener presente que sus necesidades y demandas serán muy diferentes ya que han nacido con la transformación digital bajo el brazo. Todas sus relaciones cuentan con pantallas digitales de por medio y no están dispuestos a perder demasiado tiempo frente a anuncios largos o charlas… Esto quiere decir que están acostumbrados a utilizar diferentes pantallas a la vez, a hacer muchas cosas al mismo tiempo. Podríamos pensar que es un punto en contra que vivan conectados constantemente, pero no es así. Si tenemos en cuenta su forma de actuar, las empresas deberían aprovechar su forma de comunicarse para utilizar diferentes canales para llegar a ellos y mantener una relación estrecha y consistente.

Hoy en día, es muy importante afianzar las relaciones, aunque ya hayan sido consumidores. Un millennial premia la experiencia diferente, la honestidad y la veracidad. En el momento que la empresa le proporcione el servicio que ellos esperan, tendrán un comprador para siempre. Establecen lazos y se quedarán con la marca si no se les falla. Igual que jurarían amor eterno si están satisfechos, son un tipo de consumidor muy crítico y exigente.

Su demanda actual no es sólo recibir un producto. Ahora exigen un buen servicio, un buen producto, una buena relación calidad – precio y una experiencia de compra. Si no reciben lo que quieren, no pisarán más esos negocios (tiendas, restaurantes…)

Además, como amantes de las redes sociales, si tienen una mala experiencia no lo dudarán y publicarán su opinión en twitter, Instagram, google +… Aquí entra un nuevo concepto que cualquier empresa debería tener en cuenta: los influencers.

No sólo hay que tener en cuenta su comportamiento multitasking, hay que contemplar una “nueva pantalla”. El millennial se fía más de las experiencias de sus amigos o de los influencers que de las propias marcas. En conclusión, el consumidor de hoy en día no tiene en cuenta lo grande o pequeña que sea la empresa que le vende, actualmente, importan los followers que tenga, la experiencia que pueda aportar y la relación que se establezca después de la primera compra.

Aunque la mayoría del mercado actual tiene un perfil millennial, tenemos que empezar a hablar de una generación que empieza a convertirse en consumidora: la generación Z (nacidos a partir de 1995)

A grandes rasgos, esta nueva generación tiene un perfil más concienciado. Han nacido rodeados de tecnología, pero también en plena crisis. Las consecuencias son evidentes, no quieren ser el cliente de una marca, prefieren crear ellos la campaña o el vídeo de YouTube. ¡Producir contenidos es un pilar fundamental, y es eso lo que se ha de aprovechar! Las marcas han de cambiar su estrategia y ayudarles a formar parte de la producción de un producto, se ha de hacer hincapié en la personalización.