EKAMAT MICROSOFT DINAMICS NAV ES AHORA DYNAMICS 365

3 marzo, 2020

La optimización de la última milla es la clave para la implantación de una solución de reparto

Hemos escuchado hablar de aplicaciones de control de flotas en tiempo real y reparto. Te explicamos más sobre las ventajas de estas.

Appclientedistribuciónlogísticamillareparto

Aplicaciones para el sector de la distribución, pilares fundamentales para el éxito

Dichas aplicaciones son una herramienta muy útil para conceder a las empresas las claves necesarias para reducir los costes de reparto, fidelizar a sus clientes y expandirse hacia nuevos horizontes empresariales.

Hoy en día el tema de la logística es un asunto tan importante que las empresas crean áreas específicas para su tratamiento, y en la actualidad es un aspecto básico para el crecimiento de las empresas y su lucha por ser el número uno.

La logística tiene muchos significados, uno de ellos es la encargada de la distribución eficiente de los productos a una determinada empresa, con el menor coste, en el menor tiempo y un excelente servicio al cliente.

El objetivo de un buen distribuidor: aumentar la satisfacción del cliente y reducir costes

La parte fundamental de esta logística es la ejecución de las entregas domiciliarias de manera óptima, a efectos de poder ofrecer un servicio en tiempo y en costes para la empresa. El objetivo por lo tanto para la empresa es doble, por un lado, satisfacer al cliente en la mayor brevedad de tiempo, y por otro lado ajustar los costes, tanto en personal, como en transporte.

El mundo de la logística y el transporte está enfocando como parte de la optimización de sus procesos una mejora de en la forma de gestionar la “última milla” (último kilómetro). La “última milla” es el nombre que recibe el proceso final de entregar el pedido al comprador; un tramo de apenas pocos kilómetros en el que las dificultades se suceden y la satisfacción del cliente entra en modo crítico.

La última milla, es una gestión de paquetería centrada en el último trayecto que ha de realizarse al cliente final

La última milla suele corresponder al trayecto que se hace una vez se han agrupado una serie de pedidos, y que se distribuyen en una zona geográfica reducida. Es decir, al trabajar con volúmenes más pequeños que la gran distribución, y principalmente dentro de una ciudad, es necesario ver cuáles son las rutas más eficientes en función de factores como los atascos en tiempo real y sus posibles alternativas, así como las calles cortadas y en obras que pueden suponer un hándicap en la condición de entrega.

En el sector de las empresas de distribución al cliente final, el tipo de entrega reside en el volumen de referencias, las dificultad para poder hacer la entrega en el domicilio del cliente, el cobro o la retirada de un producto no deseado.

Para el cliente el plazo de entrega empieza cuando confirma la compra y termina cuando el producto llega a su domicilio. El paso que transcurre desde que el paquete del último punto de distribución (almacén, punto de distribución…) hasta que llega al cliente, es el último de la cadena de distribución y el más fundamental de todos, pues es el que más costes y riesgos conlleva. Una aplicación de reparto con optimización para la última milla permite reducir los tiempos de entrega y los costes asociados. No en vano, el plazo de entrega de los productos es cada vez más reducido, y el cliente es más exigente con su cumplimiento.

Rutas según las variables que se conocen como ubicación, condiciones especiales, capacidad de los vehículos…

La funcionalidad de estas aplicaciones se basa en conjugar todas las variables que afectan a la confección de una ruta de reparto, evaluarlas y emitir unas rutas optimizadas en función de los parámetros introducidos.

  • Información de los clientes, que incluye la ubicación geográfica, tipo de domicilio y ubicación, tipos de vehículos que admite o datos relacionados con el reparto, como la hora de apertura, el encargado, …
  • Información de los vehículos, que incluye la capacidad de los vehículos (en m3 o kg) y limitaciones de los clientes que puede repartir, disponibilidad, velocidad máxima.
  • Información de los productos, volumen, peso, necesidades especiales para el reparto
  • Información de los pedidos, acerca del volumen, clientes, condiciones especiales de entrega. Incompatibilidad de mercancías.
  • Velocidad media de la ruta y restricciones del tráfico.

Con toda esta información las aplicaciones calculan las rutas que garantizan el servicio a los clientes, al mismo tiempo garantiza la optimización de las rutas de transporte.

Como valor añadido estas aplicaciones ofrecen información on-line que permite tener un control absoluto de la situación de los pedidos, poner medios cuando son necesarios, permitiendo anticiparse a posibles problemas y consiguiendo el objetivo que se ha marcado la empresa.

Los chóferes disponen de toda la información necesaria sobre las rutas que tienen que realizar, al mismo tiempo que pueden informar las incidencias con las que se encuentran, o la entrega del pedido.

Por último, estas herramientas permiten conectar al cliente con la situación on-line del reparto, ofreciendo portales en los que puede consultar la situación de su pedido. El cliente puede recibir por e-mail un número de tracking para dar seguimiento a su pedido y recibir información sobre la hora estimada de entrega del pedido.

Gloria Gomez

Articulos relacionados VER MÁS

El coste de esas operaciones se define habitualmente por tiempo (tiempo de preparación, tiempo de e...

El sector textil se enfrenta a un nuevo reto  Obviamente esa reconversión representa sobre todo u...

Para que las firmas sean válidas deben cumplir el artículo 26 del Reglamento Europeo 910/2014 (fir...

¿Qué opinas tú?0 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.