5 consejos para mejorar la salud financiera de tu negocio – Parte IV

Seguimos con nuestra lista de consejos para mejorar la salud financiera de tu empresa. ¿Te planteas si tener tus sistemas de información en la nube o en tus servidores? ¡Allá vamos con el cuarto consejo!
Cada vez más, en casa y en la oficina, estamos rodeados por la nube. Información, sistemas y herramientas accesibles a través de Internet se están convirtiendo en la norma. ¿Pero qué pasa con los sistemas que utilizas para gestionar tus procesos de negocio clave? ¿Cómo decides si ha llegado el momento de pasar tus sistemas al cloud? ¿Y tiene que ser todo o existen modelos híbridos?
Primero, hablemos de las ventajas de optar por implantaciones en la nube: principalmente se trata de beneficios de accesibilidad y de ahorro.
–          Puedes facilitar a los empleados adecuados el acceso al sistema financiero y a la información desde cualquier lugar. De este modo, los usuarios tendrán la información que necesitan para trabajar en todo momento y su productividad crecerá. Todo el mundo gana.
–          Cuando hablamos de costes, la nube te ayuda a ahorrar dinero en el presupuesto de sistemas informáticos o IT. Gastarás menos en mantenimiento de software y sistemas, así que puedes utilizar estos recursos para otras partidas. También podrás reducir la carga de trabajo de tu personal de IT y sacar más provecho de tu plantilla.
Sin embargo, no a todos los negocios les conviene más el cloud que una implantación en sus servidores (donde se han alojado tradicionalmente los ERP), ni tampoco hace falta migrar hacia la nube de golpe. Las soluciones de negocio como Microsoft Dynamics 365 Business Central (antes conocida como Navision) te dan varias opciones, para que elijas dónde implantar tu software según las necesidades de tu negocio:
– Puedes optar por un Partner de Microsoft para que gestione tu sistema de gestión financiero o lo instale en el cloud.
– Si lo prefieres, puedes alojar tu ERP en tus servidores, y si quieres que solamente una parte del sistema sea accesible vía Internet, a través del cliente web podrás conectarte a Business Central a través de tu navegador.
– También puedes configurar un cloud “privado” que da acceso al ERP a tu equipo, a través de una clave de seguridad personal que tú controlas.
¿No sabes que opción es mejor para ti? ¡No te preocupes! Nos dedicamos a aconsejar a las empresas en todo el proceso de implantación del ERP. Escríbenos y cuéntanos tu caso

Otras noticias que te pueden interesar

¡Adiós a las facturas en papel!
Como ya comentamos la semana pasada, Document Capture ha obtenido la certificación por parte de la Agencia Estatal de Administración
¡Ciao Navision! ¡Bienvenido Dynamics 365 Business Central!
Como ya hemos ido explicando durante los últimos blogs, Dynamics 365 Business Central ha llegado para quedarse. Microsoft ha lanzado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *